Cuando nos visitan parejas como Isabel y Marcos que quieren algo distinto en su preboda, somos los fotógrafos más felices del mundo. Ellos son muy aficionados a las motos y quisieron compartir con nosotros este increíble hobbie integrándolo en sus fotos de preboda. Os imagináis las ideas que brotaron en nuestras cabecitas teniendo la posibilidad de tener una súper moto como la suya. Pues manos a la obra! Aquí os dejamos el resultado de una sesión de preboda muy divertida y espontánea. La alegría y entusiasmo de esta pareja se contagia y ya estamos contando los días para su boda que sin duda tendrá toques moteros!