Cuando conocimos a Sonia y Jorge nos dimos cuenta enseguida que eran una pareja muy divertida. Su cercanía y amabilidad nos conquistaron. Elegimos hacer su preboda en Granada, en el Carmen de los Mártires que está situado en el entorno de la Alhambra. Nos pareció el lugar perfecto para captar su naturalidad y sencillez.

Tuvimos muchas anécdotas que nos hicieron reír, entre ellas que a Jorge le habría encantado venir con su camiseta de Goku. Bromeamos durante gran parte de la tarde haciendo de la sesión un momento ameno y relajado. Además, tuvimos la oportunidad de captar esas miradas de complicidad y cariño que muestran que una pareja se quiere de verdad.

Gracias por una preboda tan especial chicos. Contened el aliento, pues lo más bonito está por llegar, el día de vuestra boda.